5 Ideas para decorar la habitación de tu peque

¡Cómo nos gusta decorar las habitaciones de los más pequeños de la casa! Ver sus caritas de ilusión al entrar en su nueva habitación no tiene precio. O sí lo tiene, pero no nos importa demasiado pagarlo para que todo esté perfecto. Eso sí, si no quieres pagar de más, te recomendamos que acudas a tiendas online con los mejores precios. Te aportamos algunas ideas para que la habitación quede perfecta.

1) Una funda nórdica infantil: La funda nórdica es uno de los elementos más importantes de la decoración de una habitación y, seguramente, la que más marca la diferencia. Por eso es importante elegirla bien, escogiendo una que nos guste por su diseño pero que también tenga una buena calidad. Debe de poder lavarse en lavadora ya que seguramente necesites limpiarla a menudo.

2) Una alfombra con juegos: Las alfombras con juegos son una excelente opción para decorar la habitación de un niño. Nos referimos a las alfombras con dibujos que imitan el tablero de un parchís o que tiene dibujadas calles por las que los niños pueden jugar con sus coches o sus muñecos. Para las habitaciones de los niños recuerda que son preferibles las alfombras sin pelo.

3) Vinilos para las paredes: Decorar la habitación de un niño requiere imaginación y fantasía. Gracias a los vinilos puedes convertir una pared de la habitación de tu pequeño en la entrada a un bosque lleno de hadas. O puedes colocar un bonito barco pirata que le haga imaginar mil aventuras. Lo mejor de los vinilos es que puedes quitarlos y cambiarlos por otros tantas veces como quieras.

4) Cojines divertidos: Los mejores son los que hacen juego con la funda nórdica, pero pueden ser diferentes siempre y cuando tengan unos colores similares y sean divertidos. Los niños usarán los cojines no solo para decorar, sino para sentarse en el suelo, tirarse sobre la cama para leer o ver la tele y para mil funciones más. Por eso, escoge fundas que se puedan lavar fácilmente.

5) Unas cortinas infantiles: Teniendo ya la colcha y la alfombra solo quedan las cortinas para acabar  de vestir la habitación de un niño. Escoge unas cortinas divertidas, con personajes que gusten a los niños y que permitan que se sientan a gusto. Tienen que entrar en la gama de colores de la colcha pero no tienen por qué hacer juego necesariamente.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *