Cómo afectan las mudanzas a los niños

Las mudanzas son muy frecuente en otoño y no solo por el traslado de la residencia vacacional a la principal, sino por la vuelta al cole y los cambios de destino o de trabajo. Aunque afectan a toda la familia, los niños son de los más perjudicados, ¿cómo les afectan a ellos las mudanzas?

¿Por qué son difíciles las mudanzas para los niños?

Los más peques de la casa dejan amigos y recuerdos de su infancia que son difíciles de olvidar. Lo más importante es hablar con ellos para hacerles entender el porqué del traslado y así poder resolver sus dudas, además de mostrarle apoyo y cariño. Un cambio de hogar y de costumbres genera estrés e inseguridad. Muchos niños muestran inseguridad ante lo desconocido al salir de su zona de confort. No solo dejan su hogar, sino también su colegio y a sus amigos, es importante hacerles entender que a la larga el cambio puede ser beneficioso y que podrán vivir nuevas experiencias y conocer a nuevos compañeros.

Resumiendo… ¿Cuáles son las causas de que las mudanzas sean tan difíciles para ellos?

  • Perdida de amigos
  • Cambio de vida y costumbres
  • Angustia por los cambios
  • Inseguridad ante lo desconocido

¿Cuáles son las reacciones más frecuentes?

Es habitual que los niños retomen actitudes infantiles que ya habían superado o que se muestren rebeldes. También es frecuente que recurran al chantaje emocional y utilicen sus emociones para intentar cambiar la actitud de los padres. Es importante canalizar todas estas emociones y sentimientos y facilitar el proceso de adaptación para evitar la aparición de estrés y alteración del sueño.

¿Has vivido alguna mudanza con niños? ¡Cuéntanos tu experiencia!

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *