Cómo decorar la habitación de mi bebé

Decorar la habitación del nuevo miembro de la familia es uno de los momentos más emocionantes del embarazo. Qué colores utilizar, qué tipo de muebles, qué accesorios elegir… Debemos tener en cuenta que no sólo tiene que ser un sitio bonito (para gustos los colores…) sino que debe ser seguro para nuestro bebé e incluir todo lo necesario para su cuidado. A continuación te traemos algunos consejos para facilitarte esta tarea, ¡empezamos!

Elige colores suaves

No se trata tan sólo de una cuestión estética, sino de psicología del color. Es mejor optar por colores que no sean demasiado llamativos ya que afectarán al estado de ánimo de nuestro peque.

Utiliza la luz y el espacio inteligentemente

Si la habitación es pequeña utiliza el color blanco o colores claros tanto en las cortinas como en las paredes. Aumenta la sensación de amplitud y no dificulta el paso de la luz.

Menos es más

Es mejor no sobrecargar la habitación ya que según van creciendo van necesitando más juguetes, accesorios, etc.

Elige cunas independientes

Existen opciones en las que la cuna viene con mueble incorporado, sin embargo no resulta muy útil ya que cuando el peque deje de usar la cuna deberemos cambiar todo el mueble.

Compra un colchón nuevo

Se recomienda comprar un colchón de cuna nuevo ya que el tiempo y el uso hace que esté desgastado y esto puede influir en el descanso del bebé. Además, si no se ha limpiado correctamente puede contener ácaros y provocar alergias.

No utilices demasiados elementos de decoración para bebés

Los peques crecen casi sin que nos demos cuenta. A menudo caemos en la tentación de decorar la habitación con elementos infantiles como ositos, princesas, etc. Sin embargo estos pueden quedar obsoletos muy fácilmente ya que conforme se vayan haciendo mayores tendrás sus propios gustos. Si aun así queremos optar por una decoración que incluya este tipo de motivos, es preferible incorporar estos detalles en textiles ya que son más fáciles de cambiar y más económicos que la pintura o el mobiliario.

¿Qué te han parecido estos consejos? ¡Cuéntanos tu experiencia!

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *