Cuatro claves para comprar calzado infantil

La elección del calzado infantil va más allá de criterios estéticos ya que es un factor que afecta a la salud de los más pequeños. Es muy importante elegir unos zapatos acordes a las necesidades y a la edad de cada niño, especialmente si tus hijos se encuentran entre los 2 y 6 años.

Qué tener en cuenta

  1. La altura del zapato debe llegar hasta justo debajo del tobillo, en el caso de los zapatos de invierno como las botas, estas deben ser flexibles de modo que permitan a los más peques mover completamente el tobillo sin riesgo de torceduras.
  2. Si no sabes la talla exacta de tu hijo, puedes descubrirla fácilmente, para ello colócale el zapato y ponlo de pie de manera que cargue perfectamente su peso sobre ambos pies, mete el dedo índice entre la parte trasera del talón y el zapato. Si entra pero cuesta un poco es la talla correcta, si por el contrario puedes meter el dedo con holgura, es que el zapato es demasiado grande, el hueco no debe superar el centímetro.
  3. Elige calzado infantil fabricado con materiales naturales como la piel ya que permite la transpiración de los pies.
  4. El zapato debe ajustarse perfectamente al pie del niño, es recomendable que lleven algún sistema de sujeción como el velcro o las cordoneras, especialmente cuando los niños son pequeños.

Es un error comprar zapatos de una talla más grande ya que pueden provocar rozaduras en los pies de los más pequeños o afectar a su forma de andar. Algunos problemas derivados de un calzado inadecuado puede ser la aparición de tendinitis, deformidad en los dedos, dolor en la planta del pie al andar… Por ello no sólo es recomendable adquirir zapatos adecuados sino también acudir al pediatra para realizar las revisiones pertinentes o en caso de que surja alguna complicación.

¿Qué criterios sigues a la hora de comprar calzado infantil?

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *