¡Ideas fáciles y económicas! Fiestas para niños muy originales

Cualquier padre al que le preguntes te lo puede confirmar: pocas cosas hay más estresantes que preparar una fiesta para niños. Sacrificar horas de sueño pensando ideas y navegando por internet en busca de tutoriales y ejemplos, recorrer tiendas buscando los materiales necesarios para la decoración, dolores de cabeza por encargos que se retrasan y manualidades traicioneras que parecían fáciles (¡fáciles, dice!) y acaban siendo más complejas que un trabalenguas alemán.

Todo esto se multiplica por dos si eres de esas personas perfeccionistas (¡y quién no es perfeccionista con sus hijos!) que pulen todo al detalle. Por ello, para que este proceso te sea lo más sencillo posible, te traemos con la ayuda de nuestro querido Tío Peter (empresa especializada en la organización de este tipo de eventos), las mejores ideas para que puedas preparar a tu hijo y a sus amigos la fiesta que tú soñabas con celebrar cuando tenías su edad.

Los ejemplos más originales para fiestas infantiles

Con los ejemplos que te vamos a detallar a continuación no te hará falta ser ningún experto manitas de esas odiosas manualidades. Solo tienes que inspirarte en estas ideas, siempre teniendo en cuenta tus capacidades, tu tiempo y el espacio con el que podrás contar. Estamos seguros de que con esa dosis de perfeccionismo paternal, conseguirás preparar una fiesta increíble al pequeño (o pequeños) de la casa y a sus amigos para que pasen un día que nunca olvidarán (en el buen sentido, claro).

Fiesta de Lego

Disfrazarse de figuras de Lego es de esas ideas capaces de sacar millones de sonrisas a los más pequeños y no requiere una gran técnica manual a la hora de diseñar los “atuendos”. Con cajas y tubos de cartón y pintura, tendrás la papeleta totalmente solucionada. Los niños podrán intercambiarse los elementos del disfraz como si fueran los propios muñecos, lo que hará la fiesta mucho más divertida. Solo te hará falta liberar tu creatividad para diseñar los modelos más divertidos. No te conformes con el típico ‘outfit’ de camisa y corbata. Puedes basarte en personajes de ficción (Star Wars, Marvel, DC, Harry Potter…) para hacer su versión Lego, mucho más sencilla que la original.

Fiesta de los Minions

Estas simpáticas criaturas coprotagonistas en la saga de películas Gru, mi villano favorito, son un acierto seguro en cualquier fiesta de niños. Al igual que la anterior, se trata de un género para ambos sexos, que siempre es una ventaja muy interesante. Pero la gran ventaja de todas es lo fácil que es el diseño de la decoración, disfraces, etc. Con unos simples cascos de plástico que puedes encontrar en cualquier juguetería y otros materiales, como pajitas para el pelo y cartulinas y cartón para los detalles de los ojos y sus emblemáticas gafas, lo tendrás todo solucionado.

Fiesta de súper-héroes

El martillo y la capa de Thor, el cetro y la corona de Loqui, las máscaras de Iron Man, Batman o Spiderman. El límite lo pones tú. Un tipo de fiesta de disfraces que divertirá a los más pequeños, encantados de ser sus súper-héroes favoritos por un día. Con dedicación, telas y cartón, tendrás los materiales necesarios para confeccionarlo todo, no te hará falta una gran técnica, la imaginación de los niños hará el resto.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *