Introducción de frutas y verduras en la alimentación bebés

La introducción de nuevos alimentos en la alimentación bebés a veces resulta complicado. Es normal que se planteen algunas preguntas: ¿cuándo ofrecer verduras y frutas a los niños? ¿Qué hacer si rechaza algún alimento? A continuación te traemos la respuesta a estas preguntas. ¡Sigue leyendo!

¿Cuándo introducir frutas y verduras en la alimentación bebés?

En el momento en el que se introduzcan alimentos distintos a la leche, en torno a los seis meses, se puede empezar a ofrecer frutas y verduras a los bebés. La introducción de la fruta suele ser más fácil ya que el sabor es más dulce, igual que verduras más dulces y sin un gran porcentaje de fibra como la calabaza, las zanahorias, las patatas y los calabacines.

Las papillas de frutas y los purés de verduras deben ser muy ligeros tanto de sabor como de textura. Pasado un tiempo la fruta puede ofrecerse triturada como la manzana, la pera y el plátano. Evita añadir sal en los purés ya que podría crear una predilección del niño por los alimentos demasiado salados.

¿Cómo actuar cuando el niño expresa su rechazo?

Es importante dar ejemplo comiendo los mismos platos ya que los niños aprenden por imitación. También es interesante involucrarle en la preparación de la comida así como presentar la comida de forma divertida y atractiva.

¿Qué hacer si rechaza un alimento?

Si el niño no quiere comer un determinado alimento es recomendable volver a intentarlo días después, no sirven los pactos ni castigos ya que eso reforzará la idea negativa sobre las frutas y verduras. Prueba a cocinar esa verdura u ofrecer esa fruta con un aspecto diferente. Elige frutas y verduras de temporada, no sólo es más sano y económico sino que permite disfrutar de distintos alimentos a lo largo del año.

 

 

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *