¿Puedo utilizar el aire acondicionado en verano si hay bebes recien nacido o prematuros? El aire acondicionado es el mejor aliado para combatir el calor en el hogar pero si hay bebes, deberás prestar atención a algunas recomendaciones.

¿Puedo utilizar el aire acondicionado con un bebé?

El calor ha llegado para quedarse.

Esta semana se prevé que las temperaturas rocen los 40ºC en muchas provincias españolas y que se registren temperaturas nocturnas superiores a los 23ºC.

Cuando hay un bebé en casa, debemos tomar ciertas precauciones para que no sufran golpes de calor y se deshidraten. El aire acondicionado es una de las soluciones más eficaces para combatir la ola de calor y estar más cómodos. Pero… ¿puedo poner el aire si hay un bebé recién nacido? ¿Y si es prematuro?

No debemos ver el aire acondicionado como un enemigo de la salud de nuestros pequeños. Utilizarlo de forma correcta se convertirá en el mejor aliado para combatir la ola de calor.

Sin embargo, no podemos olvidar que los niños son muy sensibles a los cambios bruscos de temperatura, por ello es necesario tener en cuenta algunas recomendaciones para usar correctamente el aire acondicionado este verano, sobre todo si hay bebés recién nacidos o prematuros.

 

Recomendaciones para usar el aire acondicionado

  • No colocar al bebé cerca del aire acondicionado o en lugares donde incida los chorros de aire de forma directa.

 

  • Se recomienda realizar una instalación por conductos para conseguir así la temperatura adecuada en todas las habitaciones de la casa. De esta manera, se evita que el bebé pueda sufrir cambios bruscos de temperatura y su sistema inmunológico se debilite.

 

  • La temperatura adecuada para un bebé oscila entre los 21 y 24 º C durante el día, mientras que por las noches desciende entre 2 ó 3 grados.

 

  • Cada cierto tiempo, se deben comprobar los filtros del aire acondicionado y extraerlos para su limpieza. Limpiar los filtros es sinónimo de aire puro, libre de hongos, ácaros o polen, y consiguen evitar la aparición de alergias en el bebé.

Limpiar los filtros del aire acondicionado para evitar hongos, acaros y polvo en el ambiente

  • No hay que olvidar que el aire acondicionado reseca el ambiente y que se debe utilizar un humificador o un recipiente con agua en la habitación del bebé. Lo más recomendable es alcanzar un 30 ó 40 % de humedad.

Algunos aparatos de aire acondicionado ya incluyen un depósito de agua deshumificador, como por ejemplo los de la marca Delongui.

 

  • No es bueno abusar del aparato de aire acondicionado y tenerlo encendido Lo correcto es ventilar de forma natural todas las estancias de la casa, al menos 10 minutos al día.

 

Otras recomendaciones para el bebé

El bebé se sentirá más cómodo y fresquito con ropa cómoda de algodón blanca, como bodys o camisetas. Las prendas de algodón ayudan a transpirar la piel y que ésta sufra menos irritaciones debido al sudor.

En los días más calurosos, no es recomendable dar largos paseos y de hacerlo, deben ser a primera hora de la mañana o bien al atardecer.

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *