¿Qué llevar al hospital en el momento del parto?

¿Se acerca el momento del parto? Sabemos que en este momento tienes muchas cosas en la cabeza. Seguramente, la habitación de tu pequeño ya esté casi lista: cuna, el colchón perfecto, un bonito cambiador, etc.  Así que es momento de que pienses en ti: la bolsa del momento del parto es importante ¡y mucho!

Si estás cerca de la semana 37, coge papel y boli, hay ciertos puntos que en esos momentos no pueden fallarte:

#1. Documentación y pruebas médicas

Cosas tan simples como tu documentación, pueden jugarte una mala pasada. Apunta: DNI, cartilla de la Seguridad Social (si se trata de un hospital público), cartilla de embarazada y las últimas pruebas analíticas.

 

#2. Camisón y zapatillas cómodas

En los centros públicos te van a suministrar un camisón propio para el momento del parto, con una abertura adecuada tanto para dar a luz a tu bebé como para darle el pecho. Ten en cuenta que aunque es una pieza cómoda para ese momento, cuando empiecen a llegar visitas querrás ir un poco más presentable.

Por otro lado, las zapatillas sí son imprescindibles, sino tendrás que deambular con sandalias o botas, lo cual, no será la mejor opción para ese momento.

 

#3. Bata confortable

Puede que no seas una persona que use esta prenda en tu vida cotidiana. Pero recuerda que en los hospitales no se puede regular la temperatura de la habitación. Evítate el mal trago de pasar frío.

 

#4. Ropa interior especial

Necesitarás sujetadores de lactancia, braguitas altas, para que en caso de cesárea, la costura no apoye en la cicatriz, y en definitiva, ropa con la que te sientas cómoda y a gusto.

 

#5. Bolsa de aseo completa

Lleva todos los productos de higiene que usas habitualmente: gel de baño, champú, cremas, cepillo de dientes y crema, peine, etc.

Además, te recomendamos tener a mano un bálsamo de labios, pues en el periodo de dilatación es posible que sufras sequedad en los labios.

 

#6. Ropa de calle para salir del hospital

Puede que la ropa con la que llegaste al hospital no esté en condiciones como para salir del hospital con ella. Por eso, no olvides coger algo cómodo para regresar con tu pequeño a casa.

 

Si dentro de poco vas a ser madre, ¡enhorabuena! Estás a punto de vivir uno de los momentos más especiales de tu vida.

Esperamos que esta guía te sea de ayuda.

 

 

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *