Divorcio contencioso Alicante

¿Qué sucede con los niños en caso de divorcio contencioso?

Menos de la cuarta parte de las parejas recurren actualmente a un divorcio contencioso ya que saben que todo el mundo pierde cuando se llega a este punto. El divorcio será largo, tendrá un coste económico más elevado y, sobre todo, un gran coste emocional para todos, sobre todo para los niños.

Por eso, antes de llegar a este punto hay que intentarlo todo, desde llegar a acuerdos mediante los abogados hasta recurrir a un mediador que pueda poner un poco de luz en el conflicto. El mediador no va a dar la razón a un miembro de la pareja sobre otro, sino que tratará de acercar posiciones, centrarse en aquellos puntos en los que hay acuerdo y, a partir de ahí, llegar a soluciones intermedias.

Pero en algunos casos ni así es posible llegar a un acuerdo en cosas tan importantes como quién va a quedarse con el uso de la vivienda común o sobre la custodia de los niños.

La custodia compartida

Actualmente, hay una clara inclinación de los jueces a otorgar custodias compartidas. Pero esto se hace solo cuando las condiciones así lo permiten. Los padres tienen que vivir suficientemente cerca como para que el niño pueda ir al colegio, tiene que haber una relación lo bastante cordial como para poder hablar los temas importantes referentes al menor y tiene que haber, por supuesto, un deseo por parte de los dos progenitores de compartir la responsabilidad del niño.

Esto raramente es así en un divorcio contencioso, por lo que lo habitual es que este se resuelva con la custodia a favor de uno de los progenitores y unos derechos de visita para quién no se ha quedado con dicha custodia. Además, se fijará una pensión de alimentos que tendrá que abonar el progenitor que no tiene la custodia.

Se pueden determinar también otros gastos extras, indicando a quién le va a tocar abonarlos y en qué proporción. Y sobre todo esto se sentarán las bases de las futuras relaciones de los padres con sus hijos. Si el niño tiene una edad adecuada podrá hablar con el juez o con los trabajadores sociales del juzgado para comentar sus preferencias sobre con quién quiere vivir.

Esto es lo que sucede con los niños en caso de divorcio contencioso, siempre que no haya un problema de malos tratos o algo que pueda impedir que uno de los padres disfrute de sus hijos y ambos conserven además la patria potestad sobre el menor.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *