Sacos nórdicos: perfectos para tu hijo, imprescindibles para invitados

¿Has oído hablar de los sacos nórdicos? Se trata de una forma de hacer la cama de tus hijos rápida, calentita y perfecta para que no se destapen por las noches. El saco nórdico es algo así como una funda nórdica con su correspondiente relleno que está unida a una sábana bajera. De esta manera, se coloca en la cama fácilmente, encajándola tal como se hace con la sábana.

Tiene una cremallera, como los sacos de dormir, que permite que el niño se meta en cama con facilidad. Una vez que se sube, el pequeño queda perfectamente arropado. Dado que la ropa de cama es todo uno y está unida por la cremallera, no hay peligro de que al moverse el niño se destape y la ropa de abrigo acabe en el suelo.

Una solución para los invitados

Además de ser perfectos para que el niño duerma cada día, estos sacos nórdicos son ideales para invitados. Si tu hijo quiere traer a niños a dormir solo necesitas una colchoneta hinchable y un saco nórdico para que el invitado tenga su cama perfecta. Te olvidarás de tener juegos de sábanas, mantas y colchas para que la cama se vea bien hecha y acogedora.

Hacer la cama será rápido y cómodo y cuando el niño se vaya, no tendrás una gran colada para hacer. Solo tendrás que lavar la funda y habrás acabado ahorrándote todo el trabajo de doblar mantas y planchar sábanas. Y lo mejor es que a los niños les encantará porque se sentirán como si estuvieran de acampada.

Un  kit de viaje ideal

La colchoneta hinchable y el saco nórdico es también un kit de viaje perfecto para tu hijo. Si tiene que quedarse un fin de semana con los abuelos, puede llevarlo en una mochila y tendrá una cama perfecta en cuestión de minutos sin dar trabajo alguno a los familiares y sin tener que contar con una habitación de invitados para que el niño pueda quedarse, ya que puede dormir en cualquier espacio, por ejemplo en la sala de estar.

Por supuesto, el saco nórdico y la colchoneta también valdrán si se hace una acampada, por lo que siempre se va a encontrar una utilidad a este kit, que, cuando no se usa, no ocupa prácticamente espacio en el armario ya que la colchoneta se guarda en una pequeña bolsa y el nórdico puede usarse en cama.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *