Tips para que tu hijo deje el chupete

Tenemos que tener en cuenta que el hecho de que tu hijo esté continuamente succionando su dedo, el chupete o cualquier otro objeto que pase por sus manos, es completamente natural después de nacer y, de hecho, puede considerarse parte del desarrollo del bebé.  El problema es que cuando llega una determinada edad, la dependencia de un objeto como el chupete puede ser contraproducente, por lo que se recomienda que empecemos a reducir los momentos de uso paulatinamente hasta eliminar el uso del chupete completamente.

Este momento debería llegar aproximadamente a los dos años según la mayoría de los dentistas. Pero es que existen situaciones en las que el uso del chupete puede ser el único método para que el niño supere situaciones de estrés, consiga dormirse o calme sus dolores.

Consejos para lograr un uso adecuado del chupete

  • Trata de limitar la utilización del chupete en las horas de sueño (siesta o a la hora de dormir). Crear un lugar confortable para que pueda descansar sin necesidad del chupete es imprescindible para eliminar este hábito es imprescindible investigar en colchones para bebés y comprar el más adecuado.
  • Algunos padres y madres optan por untar el chupete en azúcar para que el bebé lo saboree mientras lo utiliza, aunque lo cierto es que es un error grave, sobre todo por la salud de sus dientes.
  • No ofrezcas el chupete a tu niño si tiene antecedentes de problemas de oído crónicos (como la otitis)
  • En lugar de ofrecerle el chupete durante momentos de aburrimiento o euforia, busca distintas formas de lograr tu propósito y desviar su atención: escuchar música, leer o jugar con su juguete preferido.
  • Siempre que se utilice, lo ideal es lavarlos con agua y jabón neutro, de modo que podamos guardarlos en su estuche, bien limpios.
  • Haz que tu hijo utilice un chupete adaptado a su edad y tamaño y evita que lo comparta con otros bebés.

Consejos para dejar el chupete definitivamente

  • Hay que empezar el proceso cuando el niño cuente con una estabilidad relativa, es decir, que no se estén produciendo grandes cambios a su alrededor respecto a su rutina diaria.
  • Debes convencerle de que existen alternativas mejor al chupete: peluches, música, contarle un cuento…
  • Esconde bien el chupete, para que el niño no pueda verlo fácilmente y no esté continuamente recordándolo.
  • Enséñale que el chupete es un impedimento para la comunicación y que no puedes entenderle si tiene el chupete en la boca.
  • Juntarle con otros niños que ya no usan chupete puede ser una buena idea puesto que así podremos mostrarle que es el único que sigue usándolo y favorecerá su comportamiento.
  • Paciencia, es lo primero que hay que tener para este cambio, puesto que es un proceso que puede hacerse largo, pero que si le ayudas con otros medios, hará de una manera más cómoda y natural para él.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *